OSTEOPATÍA VISCERAL

HISTORIA DE LA OSTEOPATÍA VISCERAL



Los osteópatas Jean Pierre Barral y Mercier, en los ochenta, integran la Osteopatía Visceral a la práctica global osteopática. Barral es quién realmente establece principios fisiológicos claros, ejes de movimiento estudiados clínicamente, y desarrolla la manipulación visceral a través del denominado movimiento de Motilidad.

Muchas disfunciones de tipo locomotor o propiamente del sistema fisiológico tiene sus causa en la restriccíón de la movilidad de la articulación visceral, adherencias y fijaciones articulares viscerales, el llamado visceroespasmo, es decir, un espasmo de la musculatura lisa de la víscera, por ptosis o caída de la víscera debido a un efecto de los sistemas de anclaje visceral y otros sistemas que intercomunican con el sistema aponeurótico interno. La víscera está "atada" a vértebras, a otras vísceras, apoyada en músculos,  separada por fascia, etc. La víscera forma parte del sistema estructural del individuo. Es una articulación más. 
 

¿CÓMO SE PROCEDE EN UNA SESIÓN DE OSTEOPATÍA VISCERAL?



La osteopatía visceral está basada en que todas las vísceras tienen un movimiento necesario para funcionar correctamente. Si un órgano pierde esta movilidad por diversas causas como cirugías, adherencias, tensiones estructurales, etc... comenzará a alterar la funcionalidad de este y, si la situación es mantenida, terminará afectando al tejido y desarrollando una patología.

Mediante la palpación localizaremos tensiones anormales, malposiciones, adherencias y alteraciones en la movilidad orgánica. Corrigiendo estas situaciones quitamos los obstáculos que impedían al organismo recuperar la funcionalidad y el equilíbrio.

ESTÁ INDICADO EN CASOS DE:



                                   Trastornos Digestivos: estreñimiento, gastritis...

                                   Problemas menstruales: reglas dolorosas, amenorreas, dismenorreas...

                                   Problemas respiratorios: asma, bronquitis...

                                   Hernias de hiato

                                   Dolores de espalda de origen visceral por uniones ligamentosas