OSTEOPATÍA SACROCRANEAL 

HISTORIA DE LA OSTEOPATÍA SACROCRANEAL



Algo remarcable ocurrió a principios de este siglo. Un joven estudiante de osteopatía meditaba sobre la naturaleza del cráneo humano. Mientras contemplaba un hueso temporal desarticulado, un pensamiento extraordinario golpeó su mente: « ¡Este hueso está biselado como las agallas de un pez, diseñado para la respiración primaria!». Este pensamiento aparentemente extraño condujo al Dr. William Gardner Sutherland a una exploración que ocupó el resto de su vida, acerca de las raíces y profundidades del sistema humano.El gran descubrimiento del Dr. Sutherland no fue nada menos que el principio ordenante y sanador básico del cuerpo humano, una energía de vida primaria que él denominó «Aliento de Vida» y que tiene las funciones más integradoras y sanadoras del sistema humano. En un principio, lo detectó como un movimiento rítmico, sutil y estable que se puede percibir en todo el cuerpo con unas manos sensibles y entrenadas. Conforme exploraba este movimiento, se dio cuenta de que estaba palpando una «motilidad» básica, o movimiento inherente, que era impulsado por lo que llamó la «potencia» del Aliento de Vida.

¿CÓMO SE PROCEDE EN UNA SESIÓN DE OSTEOPATÍA SACROCRANEAL?



El paciente se tumbará en la camilla y pondremos sutilmente las manos sobre las distintas estructuras del cráneo, mediante la movilidad de los huesos del cráneo, las suturas craneales y su relación con el movimiento sacro, aborda patologías de la esfera craneal y en especial trabajar el contenido psicoemocional que toda patología conlleva, actuando a la vez sobre el componente físico y emocional impulsamos la fuerza curativa innata del individuo. La Osteopatía craneal o terapia craneo-sacral basa su tratamiento en restablecer dos fenómenos fisiológicos, el movimiento presente en las suturas del cráneo y un impulso rítmico en el interior del cráneo.

Realizamos escuchas y palpaciones en diferentes partes del cuerpo (cabeza, abdomen y extremidades), para sentir la calidad y cantidad de movimiento, o la falta del mismo en las diferentes zonas anatómicas. Evaluamos los huesos y meninges craneales, el sistema músculo esquelético y el sistema visceral.

ESTÁ INDICADO EN CASOS DE:



                                   Trastornos Craneales: dolores de cabeza, mareos, parálisis faciales...

                                   Trastornos emocionales: depresión, ansiedad, irritabilidad, ira...

                                   Problemas de drenaje: hidrocefáleas, etc...

                                   Problemas post-parto

                                   Otros: migrañas, neuralgias, insomnio, traumatismo craneal